Archivo del sitio

Cuando surjan dudas y preguntas

Por Adam Kotter

Las preguntas son una parte vital de nuestro crecimiento eterno,

y el buscar respuestas a la manera del Señor nos permite

acercarnos más a nuestro Padre Celestial.

image

Gracias en gran medida a internet, no es inusual que los miembros de la Iglesia se topen con ideas que están en oposición a sus creencias. Algunos miembros encuentran que las dudas que la gente plantea son desconcertantes y se preguntan si es aceptable que uno se haga preguntas acerca de su religión.

Es importante entender que tener preguntas es algo positivo; de hecho, el hacer preguntas con fe es esencial para nuestro progreso espiritual. Sin embargo, las preguntas sinceras no son lo mismo que las dudas.

Preguntas frente a dudas

¿Cuál es entonces la diferencia entre una pregunta y una duda? Se deben alentar las preguntas que se hagan con el sincero deseo de aumentar la comprensión y la fe. Muchas revelaciones antiguas y modernas se han recibido como resultado de una pregunta sincera1. El mandato de buscar y pedir para hallar es uno de los más citados en las Escrituras. Las preguntas sinceras son las que se hacen con “verdadera intención” (Moroni 10:4) con el fin de entender y obedecer más plenamente la voluntad del Señor.

La persona que hace preguntas sinceras sigue siendo obediente mientras busca respuestas. En contraste, he visto que cuando las personas dudan de sus creencias, a menudo se apartan de su compromiso hacia los mandamientos y los convenios mientras esperan las respuestas. La actitud del que duda usualmente es dejar de obedecer o limitar su obediencia mientras resuelve sus dudas.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Síndrome de Fe Zarandeada

Hasta hoy la mejor disertación apologética SUD que hay en español (gracias a la traducción del Hno. Mario R. Montani). Es indispensable que todo líder, maestro y padre SUD estudie esta disertación con detenimiento y que la comparta con aquellos SUD cuya fe haya sido zarandeada por la literatura anti mormona. En este enlace puede descargar esta disertación en formato PDF.

 Michael R. Ash

Michael Ash es un miembro de la Iglesia, nacido en Florida pero actualmente viviendo en Ogden, Utah. Con su esposa Christine son padres de tres hijas y abuelos de cuatro nietos. Integra el equipo de FAIR (Foundation for Apologetic Information & Research) (Fundación para Investigación e Información Apologética), una organización internacional, voluntaria, sin fines de lucro, que produce material defendiendo la fe de los Santos de los Últimos Días y responde preguntas a miembros e investigadores sobre temas conflictivos. También ha escrito para FARMS (Foundation for Ancient Research and Mormon Studies) (Fundación para la Investigación de la Antigüedad y Estudios Mormones, hoy Maxwell Institute), Dialogue, Sunstone Magazine y Deseret News. Además, dirige su propio website: MormonFortress.com. En 2008 publicó Shaken Faith Syndrome. La disertación que presentamos a continuación es la introducción a su libro en la Conferencia de FAIR del año 2008…

Lee el resto de esta entrada

Dudas ¡NO!, Preguntas ¡SI!

image

Según el diccionario de la Real Academia Española una de las acepciones (significados de una palabra según los contextos en que aparece) de la palabra dudar es “Desconfiar, sospechar de alguien o algo…”, este es el significado que se le da a esta palabra en el contexto de las escrituras por eso en ellas siempre tiene una connotación negativa y es opuesta a la fe:
“Pero pida con fe, no dudando nada, porque el que duda es semejante a la ola del mar, que es movida por el viento y echada de una parte a otra.” (Santiago 1:6)
“Elevad hacia mí todo pensamiento; no dudéis; no temáis.” (DyC 6:36)
“y a quien crea en mi nombre, sin dudar nada, yo le confirmaré todas mis palabras…” (Mormón 9:25)

Lee el resto de esta entrada

Los tres niveles de la historia mormona

image

Dan Peterson, escribiendo en un foro, ofreció este ejemplo basado en una disertación a la que asistió presentada por el fallecido Stanley Kimball con relación a la complejidad de la historia mormona. Kimball habló de tres niveles de historia mormona. El nivel A, dijo, es la versión de la Escuela Dominical. Todo en el nivel A es obviamente bueno, verdadero y armonioso. El nivel B es la versión anti mormona de la misma historia. En este nivel, todo lo que parecía bueno, verdadero y armonioso se transforma en malvado, falso y caótico. Señaló que la Iglesia normalmente intenta mantener a sus miembros en el nivel A, o, al menos, no siente ninguna obligación institucional de llevarlos a un nivel más profundo. ¿Por qué no? Porque se pierden almas en el nivel B. Y, aunque el nivel C pueda ser más deseable académicamente, no puede llegarse a él sin cierta exposición al nivel B. Si él estuviera en una posición de liderato, aseguró, probablemente tomaría la misma decisión. Una vez que miembros de la Iglesia han estado expuestos al nivel B, sin embargo, su única esperanza es alcanzar la versión más rica y compleja de la historia que se halla en el nivel C – el cual, aseguraba él y yo estoy de acuerdo, vuelve a ser esencialmente, aunque más profundamente, como el nivel A. La única cura para mala historiografía es mejor historiografía. El único remedio para malos argumentos anti mormones son mejores contra argumentos…

Lee el resto de esta entrada

Algunas preguntas sin respuestas contra la certeza de un testimonio

El poder purificador de Getsemaní

Este fue el ultimo testimonio del Elder Bruce R. McConkie (uno de los grandes teólogos de esta dispensación), ahora podemos escucharlo gracias a Mario Gonzales quien subió este vídeo a YouTube.

A %d blogueros les gusta esto: