Archivo del sitio

Religiones No Cristianas: Visión general

Autor: PALMER, SPENCER J.

Los Santos de los Últimos Días creen que Dios ha inspirado no sólo la gente de la Biblia y el Libro de Mormón, sino también a otras personas, así, para llevar a cabo sus propósitos. Hoy Dios inspira no sólo a los Santos de los Últimos Días, sino también a los fundadores, maestros, filósofos y reformadores de otras religiones cristianas y no cristianas. Debido a que la creencia SUD está basada en una fe bíblica teísta, ha sido relativamente fácil para los estudiosos y creyentes percibir paralelismos entre ella y el cristianismo tradicional, el judaísmo y el Islam. Ahora que la Iglesia se ha convertido en un movimiento global que se extiende en Asia, las comparaciones entre el Evangelio de Jesucristo y las principales religiones de la India, China, Corea y Japón son cada vez más significativa.

Lee el resto de esta entrada

Cristianos y Cristianismo

Cristianos y Cristianismo

Autor: Keller, Roger R.

El origen de la palabra “cristiano” en el Viejo Mundo es oscuro. Posiblemente fue utilizado por primera vez por los paganos en Antioquía para identificar a los que seguían a Cristo. Sin embargo, para el final del primer siglo d. C. fue una auto-designación aceptada entre los miembros de la Iglesia tal como se refleja en los escritos de Ignacio (c. 35 – c. 107 d. C.). La palabra se usa tres veces en el Nuevo Testamento (Hechos 11:26; 26:28; 1 ​​Pedro 4:16).

En el Nuevo Mundo (mundo del Libro de Mormón), hubo una designación similar para los miembros de la Iglesia (Mosíah 18:12-17; Alma 46:13-16; 48:10). “Cristiano” designa aquellos que eran “creyentes verdaderos en Cristo” y que “gozosamente tomaron sobre sí el nombre de Cristo, o sea, cristianos, como les decían, por motivo de su creencia en Cristo que había de venir” (Alma 46:15). Aquí el término “cristiano” se refiere a los que creen que Cristo vendría, y no sólo, como en el Nuevo Testamento, a los que creen que había venido.

Lee el resto de esta entrada

La Voz de la Conciencia Religiosa

Cuarto en una serie de cinco capítulos sobre por qué la fe es importante para la sociedad

sociedad

“Los grandes interrogantes de la existencia humana … nos pertenecen a todos. El tratar de responder a ellas con fidelidad a nuestros corazones y conciencia es una de las actividades humanas más nobles de todas. “- Wilfred McClay [1]

Las sociedades son complejas. Parece que hay tantas opiniones y creencias como individuos. Y cada uno quiere ser escuchado.

Ya sea que se trate de elecciones, educación o economía, la gente habla sobre las cuestiones que les preocupan. Los creyentes religiosos son apasionados de los mismos temas, pero ofrecen perspectivas informadas por su fe. Y debido a que la religión ocupa un espacio tan grande en el espectro de la vida humana, la gama de soluciones sería menor sin la voz de la conciencia religiosa.

Cada sociedad vive en una edad en particular. Atrapada dentro de nuestros propios horizontes, dejamos que nuestros principios y valores rectores crezcan viciados. De vez en cuando, las sociedades necesitan ser desafiadas, corregidas y mejoradas. Y son a menudo las voces religiosas que despiertan lo mejor de nosotros mismos y actúan como la conciencia de la sociedad.

Lee el resto de esta entrada

Las explicaciones científicas de las experiencias religiosas no anulan la religión

Tengo un amigo que cree que hay una explicación científica para todo: los sentimientos espirituales, las respuestas a oraciones, los milagros, etc. ¿Qué le puedo decir?

En cierto sentido, tu amigo tiene razón: todas las cosas probablemente tengan explicaciones que puedan expresarse en términos científicos (aunque todavía no contamos con todos ellos). La habilidad de la ciencia para explicar algo no afecta la religión. Aun si aceptas las explicaciones científicas de una experiencia espiritual o de un milagro, la ciencia simplemente describe el suceso; la ciencia no dice nada en cuanto a la verdad, el significado o propósito que conlleva. Ésta es la función de la religión. Nuestro Padre Celestial sabe todas las cosas y nos revela lo que necesitamos para poder volver a Él y para desarrollar fe, esperanza, caridad y todos los demás atributos divinos. Así como las interpretaciones religiosas de fenómenos naturales no anulan la ciencia, lo contrario es igualmente cierto: las explicaciones científicas de las experiencias religiosas no anulan la religión. (Liahona Marzo 2014)

https://www.lds.org/liahona/2014/03/youth/to-the-point?lang=spa

Religiones del mundo: Una Perspectiva SUD

image

Un excelente recurso de estudio para aquellos que dominan el ingles y desean conocer otras creencias desde una perspectiva SUD.

“Este manual explora las muchas religiones del mundo y compara sus diversas creencias con las de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Para el curso de instituto (universidad) de Religión 393R.”

http://store.lds.org/webapp/wcs/stores/servlet/Product3_715839595_10557_3074457345616706207_-5__3074457345616888731#fromsearch

Las Cosas Nunca Vistas

“Como joven adolescente, deseoso de obtener un testimonio propio, y como aspirante al título de científico,  me llené de inmensa satisfacción al descubrir que la ciencia y la religión concordaban de una manera muy sencilla.”

Por Don Lind
Hace muchos años, Heber C. Kimbal, uno de los grandes apóstoles pioneros, dijo: 
¡”Para hacer frente a las dificultades que sobrevendrán, os será necesario tener un conocimiento personal de la veracidad de la obra…. De lo contrario, no podréis permanecer. Vendrá el tiempo cuando no habrá hombre o mujer que pueda sobrevivir con luz prestada.  Cada quien tendrá que guiarse por la luz que posea dentro de sí mismo”. (En Orson F. Whitney, Life of Heber C. Kimball, Salt Lake City: Bookcraft, 1945, pág. 450.)
En los últimos años de mi adolescencia, al empezar mi carrera científica en la Universidad de Utah, sentí la necesidad de evaluar mi testimonio del evangelio. No quería creer en él simplemente porque mis padres decían que era verdadero, sino que quería obtener una convicción propia. Necesitaba contar con mi propia luz, y por eso emprendí la búsqueda; no para desafiarlo, sino para descubrir su veracidad por mí mismo.
Al cursar mi carrera en la universidad, escuchaba a algunas personas decir que la ciencia y la religión no eran compatibles, que no había forma de que una persona que estuviera bien preparada académicamente pudiera poseer al mismo tiempo un testimonio del evangelio. Sin embargo, yo descubrí que eso no era cierto. Como joven adolescente, deseoso de obtener un testimonio propio, y como aspirante al título de científico,  me llené de inmensa satisfacción al descubrir que la ciencia y la religión concordaban de una manera muy sencilla. Me gustaría compartir algunos puntos de vista que muestran como encajan.

Lee el resto de esta entrada

La revelación divina y la ciencia

Joseph F. Smith

“Nuestros jóvenes son estudiantes diligentes. Buscan la verdad y el conocimiento con un celo encomiable, y al hacerlo, se ven en la necesidad de adoptar, temporariamente, muchas teorías humanas.Sin embargo, mientras que las reconozcan como escalones útiles para sus propósitos de investigación, no les harán daño. El problema surge cuando esas teorías se establecen como verdad fundamental y entonces el interesado se encuentra en grave peligro de desviarse irremediablemente de la senda correcta…
La Iglesia se atiene a la autoridad definitiva de la revelación divina,la cual debe ser la norma; y puesto que la llamada “ciencia” ha cambiado sus deducciones a través de los años, y ya que la revelación divina es verdad y permanece para siempre, los puntos de vista científicos deben conformarse a las declaraciones positivas de la revelación divina; y más aún, que en las instituciones fundadas por la Iglesia para la enseñanza de teología, así como de otros aspectos de la educación, lo que enseñen los instructores debe estar en armonía con sus principios y doctrinas…


La religión de los Santos de los Últimos Días no se opone a ninguna verdad ni a la investigación científica que la busque. En su saludo de Navidad a los santos, la Primera Presidencia dijo: “Aceptamos con gozo lo que se haya demostrado, pero no aceptamos la filosofía vana, las teorías humanas ni las meras suposiciones del hombre; tampoco adoptamos nada que sea contrario a la revelación divina o al sentido común, sino que apoyamos todo lo que se incline a la conducta correcta, lo que armonice con la sólida moralidad y aumente la fe en la Deidad, venga de donde venga” [“Words in Season from the First Presidency”, Deseret Evening News, 17 de dic. de 1910, pág. 3].
Un buen criterio que pueden adoptar los jóvenes que estén determinados a profundizar en las teorías filosóficas es investigarlo todo, pero tener cuidado de adoptar sólo lo que sea verdad. La verdad persiste, mientras que las teorías de los filósofos cambian o se derrumban. Lo que los hombres utilizan hoy con propósitos científicos como plataforma desde la cual tentar en lo desconocido buscando la verdad puede derribarse mañana, después de haber cumplido su propósito; pero la fe es un principio eterno mediante el cual el creyente humilde puede asegurarse una satisfacción permanente. Es la única manera de encontrar a Dios.
A través de todas las épocas, la ciencia y la filosofía han sufrido cambio tras cambio; no pasa ni un siglo sin que se introduzcan nuevas teorías científicas y filosóficas que substituyan las viejas tradiciones, la antigua fe y las doctrinas anteriores de otros filósofos y científicos. Estas cosas pueden pasar por cambios continuamente, pero la palabra de Dios siempre es verdadera, siempre es correcta.”
(Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia. Pag.339,340.)

¿Cual es la verdadera religión?

La verdadera religión es la verdadera adoración revelada del verdadero Dios; todos los otros sistemas religiosos son falsos. En su forma pura y per­fecta la religión se encuentra sola­mente entre los miembros de la Igle­sia …… y vi­ven el evangelio, caminan rectamen­te ante el Señor, que conforman sus vidas a la normas del evangelio, san­tifican sus almas, y que por lo tanto obtienen paz en esta vida y tienen una esperanza segura de vida eterna en el más allá.
Santiago dijo a los miembros de la Iglesia que habían aceptado el conocimiento de Dios y creído la doc­trina de salvación: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Pa­dre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.'” (Santiago 1:27.)
Entonces la religión es algo más que teología, más que el conoci­miento de Dios y el sistema de sal­vación revelado por El; es la práctica de los preceptos revelados. Las per­sonas religiosas son “hacedores de la palabra, y no tan solo oidores.” (Santiago 1:22-26.) “Si la teología es teo­ría, entonces lo religión es práctica; si la teología es precepto, la religión es el ejemplo.” (Artículos de Fe, pág.4-7.) La Verdadera religión, la reli­gión de Jesucristo, fue instituida pa­ra el beneficio del hombre y se en­cuentra únicamente en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. (D. Y C. 1:30; 134:4; 135:7.) La religión falsa – hecha con fragmentos de Verdad mezclada con error – se halla en las sectas cristianas y entre los adoradores paganos. No hay salvación en la falsa religión. A pesar de las buenas obras hechas por los que no han aceptado la ple­nitud de la Verdad – aunque estas obras serán recompensadas- no son hechos religiosos que sean contados en justicia a los hombres para asegu­rarles una herencia celestial. (Moro. 7.) Pero los santos que primero pro­fesan y creen la Doctrina Verdadera y practican la santa religión serán salvos.
Bruce R. McConkie

¿Hay conflicto entre la ciencia y la religión?

 
“La respuesta a esta interrogante depende enteramente de lo que se quiere significar y se acepta como ciencia y como religión.
Es común decir que este conflicto no existe, es decir entre la verdadera ciencia y la verdadera religión pues ninguna verdad está en conflicto con otra, no importa en qué categoría o nivel se coloca la verdad para el es­tudio…”
“Por supuesto que no hay con­flicto entre la religión revelada tal como ha sido restaurada en nuestros días y las realidades científicas que han sido establecidas como verdad fundamental. Las trampas mentales en las cuales se debaten los estu­diantes resultan de la aceptación de teorías científicas no probadas como si fueran hechos fundamentales, lo que lleva a los estudiantes a tener que negar verdades conflictivas de la re­ligión revelada.”
“A de­cir verdad, desde una perspectiva eterna, la verdadera ciencia es parte del evangelio mismo; en su más am­plio significado el evangelio abraza a la verdad. Cuando todas las bendi­ciones del milenio se derramen so­bre la tierra y sus habitantes, la seudo-religión serán hechas a un lado, y todos los supuestos conflic­tos entre la ciencia y la religión se desvanecerán.” (Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona, pagina 127)
 
Nota.- En general este comentario del Elder McConkie sobre la ciencia y la religión es muy bueno, solo he obviado la parte en que habla en contra de la teoría de la evolución.
A %d blogueros les gusta esto: