Archivo del sitio

La Infalibilidad de laBiblia

Los Santos de los Últimos Días, reverencian la Biblia; la estudian y creen que es la palabra de Dios. Sin embargo, no creen que la Biblia, tal y como se encuentra en la actualidad, carezca de errores.
José Smith dijo: “Creo en la Biblia tal como se hallaba cuando salió de la pluma de sus escritores originales” (Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: José Smith, pág. 217).

Los Santos de los Últimos Días tienen gran reverencia y amor por la Biblia. La estudian y se esfuerzan por vivir conforme a sus enseñanzas. Atesoran el testimonio que contiene acerca de la vida y misión del Señor Jesucristo. El profeta José Smith estudió la Biblia toda su vida y enseñó sus preceptos. Él testificó que una persona “que puede discernir el poder del Omnipotente grabado en los cielos, también puede ver la propia escritura de Dios en el libro sagrado; y el que más a menudo lo lee, más se complace en él, y aquel que está familiarizado con él, reconocerá la mano [del Señor] dondequiera que la vea” (Enseñanzas del Profeta José Smith, 62).

Al compilar, organizar, traducir y transcribir la Biblia, se introdujeron muchos errores en el texto. La existencia de esos errores se hace manifiesta cuando uno considera las numerosas, y a menudo contradictorias, traducciones de la Biblia que existen hoy día. Quienes estudian la Biblia con esmero a menudo se desconciertan ante contradicciones u omisiones evidentes. Muchas personas también sienten curiosidad por las referencias de profetas bíblicos a los libros o pasajes de las Escrituras que no se encuentran actualmente en la Biblia.
Además de la Biblia, los Santos de los Últimos Días, reverencian y estudian el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, La Perla de Gran Precio y las palabras de los profetas y apóstoles modernos. Todas estas fuentes de verdades eternas obran juntamente para establecer, aclarar y testificar del plan de nuestro Padre Celestial para acercar a las personas a Jesucristo.
A %d blogueros les gusta esto: