Archivo del sitio

La expulsión de espíritus inmundos

image

En el Nuevo Testamento encontramos varios relatos en los cuales el Salvador efectuó la expulsión de espíritus inmundos, uno de estos relatos sucedió en Capernaúm:

“Y entraron en Capernaúm; y enseguida en el día de reposo, entrando en la sinagoga, enseñaba. Y se admiraban de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. Y había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, el cual dio voces, diciendo: ¡Ah!, ¿qué tienes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres: el Santo de Dios.

Y Jesús le reprendió, diciendo: ¡Enmudece y sal de él! Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia y clamando a gran voz, salió de él. Y todos se maravillaron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen?” (Marcos 1:21-28)

El Salvador también les prometió a sus discípulos del pasado y del presente: “Y estas señales seguirán a los que creyeren: En mi nombre echarán fuera demonios…” (Marcos 16:17)

Aunque este tema no es muy conocido por los miembros de la Iglesia, los varones que poseemos el Sacerdocio de Melquisedec (especialmente los Sumo Sacerdotes) deberíamos conocer muy bien este tema afín de instruir a los jóvenes elderes.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: