Ciencia y científicos

Autor: Miller, Robert L.

En un mundo donde la ciencia y la religión han estado a veces en desacuerdo, los Santos de los Últimos Días se destacan por sus actitudes positivas hacia la ciencia y su alto porcentaje de participación en las carreras científicas. Científicos activos son a menudo llamados a posiciones de liderazgo en la Iglesia, y una serie de científicos SUD han sido reconocidos internacionalmente por su trabajo científico. Con el patrocinio de la Iglesia, la Universidad Brigham Young mantiene programas considerables en la mayoría de los campos científicos de estudio y apoya la investigación significativa en muchos de ellos. La actitud positiva hacia la ciencia a menudo se atribuye a nuestras creencias teológicas distintivas.

En el siglo XIX, algunos Santos de los Últimos días mostraron un gran interés por la ciencia, pero ninguno fue ampliamente conocido por sus prácticas científicas. Su experiencia en esas primeras décadas incluyó un constante movimiento de un lugar a otro, la lucha con la persecución y la pérdida económica, llevar el mensaje del Evangelio restaurado a las naciones de la tierra, y el establecimiento de nuevas comunidades en la frontera americana. Mientras que esta vida ofrecía pocas oportunidades para convertirse en científicos profesionales, varios persiguieron sus intereses científicos, ya que eran capaces, incluido el establecimiento temprano por Orson Pratt de un observatorio en Salt Lake City. Factores culturales distintivos presentes desde los primeros años finalmente llevaron a un gran número de Santos de los Últimos Días a seguir carreras en ciencia.

El compromiso con la educación y la búsqueda de la verdad se vio reforzado por las enseñanzas de los primeros líderes de la Iglesia y en concreto por las revelaciones recibidas por José Smith. Una declaración basada en la revelación explica que “cualquier principio de inteligencia que logremos en esta vida se levantará con nosotros en la resurrección” (DyC 130:18). Otra escritura afirma que “todas las cosas tienen su semejanza, y se han creado y hecho todas las cosas para que den testimonio de mí; … cosas que hay arriba en los cielos, cosas que están sobre la tierra, cosas que están en la tierra y cosas que están debajo de la tierra, … todas las cosas testifican de mí” (Moisés 6:63). Por lo tanto, para muchos Santos de los Últimos Días, la búsqueda del conocimiento científico es una búsqueda religiosa.

Los Santos de los Últimos Días también enseñan que Dios creó todas las cosas con las leyes naturales de su medio ambiente; que el mundo natural es un mundo de patrones, leyes, orden y significado; y que los hombres y las mujeres tienen la capacidad de descubrir la verdad y utilizar ese conocimiento para mejorar el mundo en el que viven. Porque creen que Dios obra por la ley, el estudio del mundo también puede ser visto como un estudio de lo divino. Desde esta perspectiva se ven a sí mismos como colaboradores con Dios en la mejora de la condición humana. Estas mismas ambiciones se ven reforzadas por la instilación del valor del trabajo duro y la idea de que todos los hombres y las mujeres son responsables de la sociedad en general, así como de sus familiares directos. Más apoyo para la actividad científica se puede encontrar en el estímulo repetido a los jóvenes de trabajar por objetivos a largo plazo y el dejar al mundo como un lugar mejor al que encontraron. Estas fuentes indirectas de aliento para la actividad científica son a menudo complementas por los líderes SUD que enseñan que Dios revela algunas verdades a través de la investigación científica y no solo a través de los profetas. El presidente Brigham Young dijo que “Dios ha revelado todas las verdades que el mundo posee actualmente, ya sean científicas o religiosas. A Él le debe todo el mundo lo que hoy conoce y disfruta; están en deuda con Él por todo eso” (JD 8: 162).

A medida que la comunidad mormona se estabilizado y se convirtió en parte de la Norteamérica del siglo XX, estas actitudes comenzaron a dar sus frutos en la labor científica. Un estudio de 1940 estableció que Utah superó a todos los demás estados en el número de hombres científicos nacidos allí, en proporción a la población (Thorndike, pp. 138-39). Un análisis exhaustivo de las contribuciones estado por estado a la ciencia entre 1920-1960 encontró que Utah supero a todos los otros estados por un amplio margen en la proporción de sus graduados universitarios que finalmente recibieron títulos de doctorado en ciencias (Hardy, p. 499). Investigaciones no publicadas indican que esta alta productividad continuó durante la década de 1970, aunque Utah cayó al segundo lugar entre los cincuenta estados. En general se reconoce que el alto porcentaje de Santos de los Últimos Días en Utah explica en gran medida el carácter distintivo de Utah en estos estudios. Los investigadores encuentran que las creencias SUD descritos anteriormente se correlacionan fuertemente con actitudes positivas hacia la ciencia, ya que también distinguen a los Santos de los Últimos Días en este aspecto de la mayoría de otros grupos cristianos.

Primeros cientificos SUD

Un número de apóstoles SUD y otras Autoridades Generales han sido científicos. Incluso en las primeras décadas, Orson Pratt demostró excepcional interés y competencia en sus ocupaciones científicas; sus contribuciones fueron muy valorados por los mormones. Más tarde, en el período de la frontera, los Santos de los Últimos Días en forma individual comenzaron a seguir estudios científicos formales, primero cursos por correspondencia, y más tarde al viajar fuera del estado para la inscribirse en instituciones científicas. James E. Talmage se graduó en la Universidad de Lehigh y estudió en la Universidad Johns Hopkins antes de completar un doctorado a través del trabajo por correspondencia en la Universidad Wesleyana de Illinois. Llevó a cabo estudios geológicos pioneros en el Gran Lago Salado antes de su llamamiento al apostolado en 1911. John A. Widtsoe estudió bioquímica en la Universidad de Harvard y en 1899 recibió un doctorado en Ciencias Químicas por la Universidad de Göttingen en Alemania. Joseph F. Merrill recibió su PhD. en física de la Universidad Johns Hopkins en 1899. Estos tres se sucedieron unos a otros en la presidencia de la misión europea y han contribuido en gran medida al entusiasmo por el pensamiento científico entre los Santos de los Últimos Días en la primera mitad del siglo XX. El auge de las ideologías europeas que abrazó la ciencia y la tecnología al tiempo que rechazaba los valores cristianos les llevó a un apoyo más cauteloso del realismo científico en años posteriores.

Primeros cientificos SUD 2

Ejemplos de científicos SUD prominentes de mediados del siglo XX incluyen el químico Henry Eyring y los físicos Harvey Fletcher y Willard Gardner. Eyring fue pionero en la aplicación de la mecánica cuántica a la química y desarrolló la teoría de la tasa absoluta de reacciones químicas, por la que recibió la Medalla Nacional de la Ciencia. Fue elegido presidente de la Sociedad Americana de Química (1963) y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (1965). Fletcher dirigió la investigación en los Laboratorios Bell, donde jugó un papel central en el desarrollo de la reproducción estereofónica. Fue elegido presidente de la Sociedad Física Americana (1945). La Sociedad Americana de Agronomía menciono a Gardner como “el padre de la física del suelo” por sus descripciones de la circulación de agua a través de los suelos no saturados por referencia al potencial capilar. El número de los Santos de los Últimos Días que participan de manera significativa en la actividad científica continuó creciendo a lo largo del siglo XX.

Primeros cientificos SUD 3

Dos apóstoles fueron llamados en la década de 1980 de las carreras de medicina e ingeniería. Russell M. Nelson, un prominente cirujano del corazón, recibió un doctorado en cirugía de la Universidad de Minnesota, por su investigación sobre toxinemia bacteriana gram negativa. Richard G. Scott utilizó su título en ingeniería mecánica como base para estudios avanzados en el laboratorio de Oak Ridge en Tennessee y una carrera en ingeniería nuclear.

Al igual que las personas de otras tradiciones religiosas, los Santos de los Últimos Días también han encontrado en las escrituras razones para cierta ambivalencia hacia la ciencia moderna. En algunos casos, los líderes de la Iglesia prominentes han expresado su fuerte escepticismo sobre la ciencia en general y acerca de ciertas teorías de la psicología, la biología evolutiva y la astronomía en particular. Algunos han sugerido que algunas de estas ideas científicas son incompatibles con las Escrituras y las doctrinas básicas de la Iglesia. Otros han propuesto formas de reconciliar estos y han hecho hincapié en la máxima compatibilidad de toda la verdad, ya sea revelada a los profetas o descubierto por los científicos.

Los consejos gobernantes de la Iglesia se han abstenido constantemente de ser arrastrados a discusiones oficiales de tales asuntos. Las controversias de inicios del siglo XX sobre la evolución biológica estimularon declaraciones formales de la Primera Presidencia. Pero éstas se elaboraron cuidadosamente para evitar amortiguar la actividad científica legítima mientras se articulaban y defendían las posiciones doctrinales básicas de la Iglesia con claridad. Los líderes de la Iglesia y los científicos han señalado en repetidas ocasiones el carácter esencialmente provisional de la teorización científica y la experimentación y han hecho hincapié en la necesidad de la revelación divina como una guía segura para nuestras vidas. Del mismo modo, las escrituras se han invocado con frecuencia para indicar que la comprensión religiosa también es incompleta y que la revelación adicional es a la vez esperada y necesaria (DyC 101:32-34; A. de F. 9). Tales declaraciones han recordado los Santos de los Últimos Días que tanto la ciencia y la religión revelada están construyendo continuamente hacia una mayor comprensión de la verdad. [Ver también Historia Intelectual; Materia; Metafísica.]

Bibliografía

Eyring, Henry. The Faith of a Scientist. Salt Lake City, 1967.

Haglund, Richard F., Jr. Review of Science, Religion, and Mormon Cosmology, by Erich Robert Paul. BYU Studies 33:1 (1993):175-184.

Hardy, Kenneth R. “Social Origins of American Scientists and Scholars.” Science 185 (Aug. 9, 1974):497-506.

Hess, Wilford M., and Raymond T. Matheny, eds. Science and Religion: Toward a More Useful Dialogue. Geneva, Ill., 1979.

Green, Paul R., comp. Science and Your Faith in God. Essays by Henry Eyring, Harvey Fletcher, and others. Salt Lake City, 1958.

Merrill, Joseph E. The Truth-Seeker and Mormonism: A Series of Radio Addresses. Independence, Mo., 1946.

Pack, Frederick J. Science and Belief in God. Salt Lake City, 1924.

Paul, Erich Robert. Science, Religion, and Mormon Cosmology. Champaign, Ill., 1991.

Rich, Wendell O. Distinctive Teachings of the Restoration. Salt Lake City, 1962.

Talmage, James E. “The Earth and Man.” Speech printed in Deseret News, Nov. 21, 1931, pp. 7-8. Reprinted in Instructor 100 (Dec. 1965):474-77 and 101 (Jan. 1966):9-11, 15.

Thorndike, E. L. “The Production, Retention and Attraction of American Men of Science.” Science 92 (Aug. 16, 1940):137-41.

Widstoe, John A. Joseph Smith as Scientist: A Contribution to “Mormon” Philosophy, 2nd ed. Salt Lake City, 1920.

Widstoe, John A. In Search of Truth: Comments on the Gospel and Modern Thought. Salt Lake City, 1930.

Widstoe, John A. Evidences and Reconciliations, arr. by G. H. Durham, 3 vols. Salt Lake City, 1960.

Enciclopedia del Mormonismo: http://eom.byu.edu/index.php/Science_and_Scientists

Traducción libre e hipervínculos por Luis Castillo

Anuncios

Acerca de lualcaro

Soy un SUD peruano de 1ra generación.

Publicado el 6 julio, 2016 en General y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: