¿Qué es un profeta, un vidente y un revelador?

¿Qué es un profeta?
El élder Harold B. Lee enseñó que “en un sentido amplio, un profeta es un hombre … que recibe inspiración de Dios para hablar en Su nombre” (Un mandato a los maestros de religión [PTSI0739SP], pág.135). El Señor dijo a Moisés, refiriéndose a Jesucristo, el más grande de todos los profetas: “Les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare” (
Deuteronomio 18:18). Tal es el papel que se le da a cada profeta llamado por Dios.

Un mensajero de Dios declaró a Juan en la isla de Patmos: “El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19:10) . El profeta José Smith explicó que alguien que tenga un testimonio de Jesús tiene “el espíritu de la profecía, y eso es lo que constituye a un profeta” (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág.329). Por lo tanto, un profeta es alguien que sabe por el poder del Espíritu Santo que Jesús es el Cristo.
“Pablo hace referencia a lo mismo en Corintios: ‘Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo’ (
1 Corintios 12:3). En otras palabras, cualquier
persona que posea el don mediante el cual Dios revela tiene el espíritu de profecía y el poder de la revelación, y en cierto sentido es un profeta dentro de su propia esfera de responsabilidad y autoridad.” (Harold B. Lee, Un mandato a los maestros de religión [PTSI0739SP], pág. 136.)
El élder Bruce R. McConkie enseñó que aunque todos poseen el don de profecía, tan sólo uno es el profeta para toda la Iglesia:
“Existen, por supuesto, rangos y grados de responsabilidad y autoridad proféticas. Cada miembro de la Iglesia debe ser un profeta para las cosas pertinentes a sus propios asuntos. ‘Ojalá todo el pueblo de Jehová fuese profeta, y que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos’ fue la oración de Moisés (
Números 11:29). La profecía es uno de los dones del Espíritu que todos los santos tenemos derecho a recibir (1 Corintios 12:10), y se exhorta a los fieles miembros de la Iglesia a ‘procurar profetizar’ (1 Corintios 14:39).
“Quienes tienen llamamientos en la Iglesia, sin embargo, deben ser profetas tanto para sus asuntos particulares, como para los asuntos de la organización sobre la cual presiden… Los miembros de la Primera Presidencia y del Consejo de los Doce… todos ellos son sostenidos como profetas, videntes y reveladores de la Iglesia. Cualquier revelación para la Iglesia sería, por supuesto, presentada al pueblo por el Presidente de la Iglesia, él siendo el portavoz de Dios sobre la tierra (
DyC 21:1-7).” (Mormon Doctrine, pág. 605.) El mismo autor, define de la siguiente manera el llamamiento de los profetas que el Señor envía para guiar a la Iglesia:
“Un profeta verdadero es aquel que tiene el testimonio de Jesús; uno que sabe por revelación personal que Jesucristo es el Hijo del Dios viviente, y que iba a ser -y fue- crucificado por los pecados del mundo; uno a quien Dios habla y quien reconoce
el suave susurro del Espíritu. Un verdadero profeta es alguien que tiene el sacerdocio, que es un administrador legítimo, que tiene el poder y autoridad de Dios para representarle en la tierra. Un verdadero profeta es un maestro de rectitud a quien se le han revelado las verdades del evangelio y quien las presenta a sus semejantes de manera que se conviertan en herederos de salvación en el más alto de los cielos. Un verdadero profeta es un testigo, un testigo viviente, alguien que sabe, alguien que
testifica. En caso de necesidad, es alguien que predice el futuro y revela a los hombres lo que el Señor le ha revelado a él.” (The Mortal Messiah, pág. 2:169)

¿Qué es un vidente?
Un vidente es alguien que ve “cosas que el ojo natural no percibe” (Moisés 6:36). Al ver por medio de sus “ojos espirituales” (
Moisés 1:11), un vidente obtiene conocimiento de verdades que están más allá del alcance de otros mortales. Al ver en visión aquello que Dios abre a “los ojos de [su] entendimiento” (DyC 110:1; 76:12), un vidente es capaz de ver lo que sea necesario del pasado, presente o futuro y es capaz de interpretar y aclarar verdades eternas. Enoc y Moisés son ejemplos de las Escrituras de lo que significa ser vidente (véase Moisés 1:8-11, 27-29; 6:35-36; 7:21-67). El siguiente relato del Libro de Mormón nos enseña varios conceptos importantes con respecto al papel de un vidente:
“Luego Ammón le dijo: Puedo de seguro decirte, oh rey, de un hombre que puede traducir los anales; pues él tiene algo con que puede mirar y traducir todos los anales que son de fecha antigua; y es un don de Dios. Y las cosas se llaman intérpretes, y
nadie puede mirar en ellos a menos que le sea mandado, no sea que busque lo que no debe, y así perezca. Y a quien se le manda mirar en ellos, a ése se le llama vidente.
“Y he aquí, el rey del pueblo que se halla en la tierra de Zarahemla es el hombre a quien se manda hacer estas cosas, y es el que tiene este alto don de Dios.
“Y dijo el rey que un vidente es mayor que un profeta.
“Y Ammón dijo que un vidente es también revelador y profeta; y que no hay mayor don que un hombre pueda tener, a menos que posea el poder de Dios, que nadie puede tener; sin embargo, el hombre puede recibir gran poder de Dios.
“Mas un vidente puede saber de cosas que han pasado y también de cosas futuras; y que por este medio todas las cosas serán reveladas, o mejor dicho, las cosas secretas serán manifestadas, y las cosas ocultas saldrán a luz; y lo que no es sabido, ellos lo
darán a conocer: y también manifestarán cosas que de otra manera no se podrían saber.” (
Mosíah 8:13-17)
El élder Orson F. Whitney explicó el papel de un vidente de la siguiente manera:
“Un vidente es mayor que un profeta [véase
Mosíah 8:15]. Se puede ser profeta sin ser vidente; pero un vidente es esencialmente un profeta, si es que por ‘profeta’ se entiende que no sólo es un portavoz, sino que predice el futuro. José Smith fue profeta y vidente.
“Un vidente es alguien que ve, pero no me refiero al sentido de la vista. El don de un vidente es un don sobrenatural. José fue como Moisés; y Moisés, quien vio a Dios cara a cara, explica de la siguiente manera cómo le fue posible a él verle: ‘Pero ahora
mis propios ojos han visto a Dios; pero no mis ojos naturales, sino mis ojos espirituales; porque mis ojos naturales no podrían haber visto; porque me habría desfallecido y muerto en su presencia; mas su gloria me cubrió, y vi su rostro, porque fui transfigurado delante de él’ (
Moisés 1:11). Tal es el testimonio de un vidente de la antigüedad, sacado a luz por un vidente de los últimos días José Smith].” (Saturday Night Thoughts, págs. 39-40.)

¿Qué es un revelador?
El rey de la antigua Babilonia, Nabucodonosor, tuvo un sueño que no le fue posible interpretar (véase
Daniel 2:1-13). “El secreto [del sueño] fue revelado a Daniel en visión de noche” (Daniel 2:19), y Daniel le contó al rey que “hay un Dios en los
cielos, el cual revela los misterios, y él [los] ha hecho saber” (
Daniel 2:28). Dios revela sus secretos a un revelador humano, quien a su vez puede revelar tales verdades a los demás. El élder John A. Widtsoe explicó la función de un revelador: .
“Un revelador hace conocer, con la ayuda del Señor, algo que no se conocía anteriormente. Puede ser una verdad nueva o una olvidada; o la aplicación nueva u olvidada de una verdad conocida para satisfacer una necesidad humana. El revelador siempre trata con la verdad, con una cierta verdad (
DyC 100:11), y ésta siempre viene con el sello divino de aprobación. La revelación puede recibirse de diferentes maneras, pero siempre requiere que el revelador haya vivido y se haya conducido de tal manera que esté en armonía con el divino espíritu de la revelación, el espíritu de verdad, y por lo tanto esté en condiciones de recibir los mensajes divinos.” (Evidences and Reconciliations, pág. 258.)
José, el que fue vendido a Egipto, actuó como un revelador cuando interpretó el sueño del copero y del panadero (véase
Génesis 40) y cuando reveló a Faraón la interpretación de su sueño (véase Génesis 41:1-36).

Enseñanzas de los profetas vivientes. Manual del alumno, pagina 6-8
Anuncios

Acerca de lualcaro

Soy un SUD peruano de 1ra generación.

Publicado el 3 agosto, 2015 en General y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Revelador es lo mismo q vidente. Solo puede revelar si se es vidente. Da.iel mismo tuvo una vision q él no supo interpretar,y tuvo q orar mucho para q Dios le diera el significado;entonces le envió un ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: