El libro sellado con siete sellos

Apocalipsis o Revelación de San Juan, el Teólogo

Capítulo 6
Cristo abre los seis sellos, y Juan ve los acontecimientos de cada uno — En el quinto sello, Juan ve a los mártires cristianos, y en el sexto, ve las señales de los tiempos.
Y vi cuando el Cordero abrió uno de los bsellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: ¡Ven y mira!
2 Y miré, y vi un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo y para vencer.
3 Y cuando él abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: ¡Ven y mira!
4 Y salió otro caballo, rojo; y al que lo montaba, le fue dado poder para quitar la paz de la tierra y para que se matasen unos a otros; y le fue dada una gran espada.
5 Y cuando él abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: ¡Ven y mira! Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano.
6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos medidas de trigo por un denario, y seis medidas de cebada por un denario; pero no dañes el vino ni el aceite.
7 Y cuando él abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: ¡Ven y mira!
8 Y miré, y vi un caballo amarillo; y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades lo seguía; y les fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con las fieras de la tierra.
9 Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido amuertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían.
10 Y clamaban en alta voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor, santo y verdadero, tardarás en juzgar y avengar nuestra sangre de los que moran en la tierra?
11 Y se le dio a cada uno avestiduras blancas; y se les dijo quebreposasen un poco más de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y hermanos que también habían de ser muertos como ellos.
12 Y miré cuando él abrió el asexto sello, y he aquí hubo un granbterremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre;
13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus ahigos verdes cuando es sacudida por un viento fuerte.
14 aY el cielo se retiró como un bpergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla fueron removidos de sus lugares.
15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo esclavo y todo libre, se escondieron en lasacuevas y entre las peñas de los montes;
16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado en el trono y de la ira del Cordero,
17 porque el gran adía de su ira ha llegado, ¿y quién podrá permanecer de pie?
Apocalipsis 6

Doctrina y Convenios
SECCIÓN 77

Revelación dada a José Smith el Profeta en Hiram, Ohio, en marzo de 1832 ( History of the Church , 1:253–255). El Profeta escribió: “En relación con la traducción de las Escrituras, recibí la siguiente explicación del Apocalipsis o la Revelación de San Juan” ( History of the Church , 1:253).
5–7, Esta tierra tiene una existencia temporal de 7.000 años
6  P.– ¿Qué hemos de entender por el libro que Juan vio, asellado por fuera con siete sellos?
R.– Que contiene la voluntad, los bmisterios y las obras revelados de Dios; las cosas ocultas de su administración concernientes a estactierra durante los siete mil años de su permanencia, o sea, su duración temporal.
7  P.– ¿Qué hemos de entender por los siete sellos con que estaba sellado?
R.– Que el primer sello contiene las cosas de los aprimeros mil años; el segundo, las de los siguientes mil años, y así hasta el séptimo.

“El libro que Juan vio representaba la historia verdadera del mundo: lo que el ojo de Dios ha visto, lo que el ángel que lleva la historia ha escrito; y los siete mil años, correspondientes a los siete sellos del volumen del Apocalipsis, son como siete grandes días durante los cuales la Madre Tierra cumplirá su misión mortal, trabajando seis días y descansando el séptimo, su período de santificación. Estos siete días no incluyen al período de la creación de nuestro planeta ni su preparación como morada para el hombre. Se limitan a la ‘existencia temporal’ de la tierra, esto es, al Tiempo, considerado aparte de la Eternidad … ” …De acuerdo a la cronología recibida, la cual se admite que es imperfecta, pero tiene cierto grado de veracidad, cuatro mil años, o cuatro de los grandes siete días dados a este planeta como el período de su ‘existencia temporal’, habían pasado antes de la crucifi­xión de Cristo; mientras que casi dos mil años han pasado desde entonces. Consecuentemente, la larga semana de la tierra está llegando a su final y estamos en la actualidad en la víspera del Sábado del Tiempo, o al final del sexto día de la historia humana. ¿No es un momento para pensar, una estación para meditar? i La mañana se desplegará sobre el Milenio, los mil años de paz, el Día de Reposo del Mundo!” (Whitney, Saturday Night Thoughts, pág. 12).

7 Sellos
Clic en el siguiente enlace para ver algunos comentarios doctrinales

Acerca de lualcaro

Soy un SUD peruano de 1ra generación.

Publicado el 21 febrero, 2014 en General y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: